27.2.08

LAS MUJERES EN LOS BAÑOS PUBLICOS

La "posición" que aprendemos de mamá

El gran secreto de la mayoría de las mujeres respecto a los baños es que de niña tu mamá te llevaba al baño, te enseñaba a limpiar toda la tabla del inodoro con papel higiénico y todo eso, luego, mirándote a los ojos fijamente te decia: _Nunca, pero nunca te sientes por mas limpio que parezca en un baño publico; luego pasaba a mostrarte ella la “ posición adecuada” para sentarse en un baño publico, sin que tu cuerpo tocara la tabla y vos quedaras casi sostenida en el aire sobre ella, mágicamente pero no con poco esfuerzo.
Esta nueva “posición” ahora aprendida es una de las primeras lecciones de vida de una niña en contacto con el mundo externo, muy importante ya que , nos ha de acompañar durante el resto de nuestras vidas.
Pero sucede que hoy en nuestros años de adultos, la “posición ” es dolorosamente difícil de mantener cuando te estas meando.
Cuando tienes que ir a un baño público, te encuentras con una cola de mujeres que te hace pensar que dentro está Brad Pitt.
Así que ,esperas, con las piernas y los brazos cruzados, en la posición inconfundible por cualquiera de: ‘me estoy meando’.; hasta que finalmente te toca tu turno, pero siempre llega la típica mamá con 'la niña pequeña con cara de “ bueno mamá , no exageres” y que según la madre “no se puede aguantar más' y claro, aprovechan para saltarse ambas la cola, Entonces verificas cada cubículo por debajo para ver si no hay piernas. Todos están ocupados. Finalmente uno se abre y te lanzas a tal punto de toparte con la persona que va saliendo. Entras y te das cuenta que el picaporte no funciona (nunca funciona); no importa... ya estas dentro, eso es aliviador.
Cuelgas tu bolso del gancho que hay en la puerta, y….. si no hay gancho? ( nunca hay gancho), inspeccionas la zona, el suelo esta lleno de líquidos indefinidos y no te atreves a dejarlo ahí, así que; te lo cuelgas del cuello,mientras miras como se balancea debajo tuyo, te desnuca la correa, porque el bolso está lleno de mierdas que fuiste metiendo dentro.
La puerta, que seguro no tenía picaporte, tienes que sostenerla con una mano, mientras que con la otra de un tirón te bajas la bombacha y adoptas 'la posición' ahh ...por fin... Ahí es cuando tus muslos empiezan a temblar.... por que estás suspendida en el aire, con las piernas flexionadas, la bombacha cortándote la circulación de los muslos, el brazo extendido haciendo fuerza contra la puerta y un bolso de 5 kilos de peso lleno de no se que cuantas cosas colgando de tu delicado cuello.
Te encantaría sentarte, pero no! así que te quedas en “'la posición” con el tembleque de piernas, entonces por un fallo de cálculo en las distancias una salpicada finíiiiiisima del chorro te moja hasta las medias. Y es que, adoptar la ‘posicion’, requiere mucha concentración. Para alejar de tu mente esa desgracia, buscas el rollo de papel higiénico pero, el rollo esta vacío...! (siempre) Entonces suplicas al cielo que entre los 5 kgs. de porquerías que llevas en el bolso haya un miserable pañuelo descartable, pero para buscar en tu bolso tienes que soltar la puerta, dudas un momento, pero no hay más remedio; y en cuanto sueltas la puerta, alguien la empuja y recibes un portazo que tienes que frenar con un movimiento rápido y brusco, sin miramientos o todo el mundo te vera semi sentada en el aire con la bombacha por la rodilla. Entonces es en este momento donde juntando fuerza gritas ¡¡¡O-CU-PA-DOOOO !! mientras continúas empujando la puerta con tu mano libre, das por hecho que todas las que esperan en el exterior han oído tu mensaje y ya puedes soltar la puerta sin miedo, nadie intentará abrirla de nuevo, (en eso las mujeres nos respetamos mucho) y te dispones a buscar tu pañuelo sin agobios, te gustaría usar más de uno pero sabes lo valiosos que son en casos similares y te apañas con uno por si acaso.
En ese preciso instante alguien cansada ya de esperar, se apoya en el botón de la luz del baño y la apaga , pides por favor!! Antes de terminar la frase esta persona ya ha reparado el error pero todavía estas con el pañuelo en la mano por que con la otra sigues sujetando tu bombacha, sudando por que llevas el abrigo puesto ya que no hay perchero.
El recuerdo de tu madre que estaría avergonzadísima si te viera así; porque su culo nunca tocó el asiento de un baño público.
Pero esto no termina... cuando te pones de pie ya no sientes las piernas, te recolocas la ropa rápidamente y tiras de la cadena ¡sobretodo! Si no funciona preferirías no salir jamás de ese baño, entonces sales al lavamanos. Todo esta lleno de agua así que no puedes soltar el bolso y lo cuelgas al hombro, no sabes cómo funciona la canilla con esos nuevos sensores automáticos así que tocas hasta que sale un chorrito de agua fresca, pero que dura tan poco que no alcanza a sacarte el jabón concentrado que te has puesto, ese de dudosa procedencia que has encontrado en el dosificador de la pared. Te lavas en una posición de jorobada para que no se resbale el bolso desde tu hombro y acabe en la pileta del baño bajo el chorro automático, acabas secándote las manos en tus pantalones, por que no piensas gastar otro pañuelo para eso! y sales pasando junto a fila de mujeres que aún están esperando con las piernas cruzadas y en estos momentos eres incapaz de sonreír cortésmente, consciente de que has pasado ahí una eternidad; Por último Tendrás suerte si no sales arrastrando un trozo de papel higiénico pegado a tu zapato de lo largo de la avenida Rivadavia, o peor aún, con la pollera arremangada mordida por tus medias que te subiste a la velocidad de la luz y enseñando el culo.

Gracias ruth por el aporte, (desconoce su origen, lo ha encontrado navegando por la web) lo hemos compartido con varias mujeres, antes de publicarlo y se han sentido totalmente identificadas.

A la autora, nuestras mas sinceras felicitaciones.

3 comentarios:

Anónimo dijo...

totalmente, es tal cual. mientras lo leia con las compañeras de oficina, no parabamos de reirnos.

Aniat dijo...

Es verdad, es verdad! Yo no sé por qué en las facultades de ingeniería y/o arquitectura no se habla sobre eso!
Los baños de lugares públicos masivos como shoppings, cines, etc deberían tener muchas más "ubicaciones" para mujeres que para hombres, porque los hombres tardan segundos para hacer pis, y para nosotras siempre es una odiesea (y por eso tardamos tanto, sobre todo en invierno, con más ropa).
Los baños de hombres con un par de inodoros y algunos mingitorios ya tienen "rápida circulación" mientras que en los de mujeres siempre se forman esas colas infinitas porque no hay manera de apresurar el trámite. Si hubiera más cantidad de inodoros, al menos...

de romani dijo...

claro es malo lo de los baños


pero este articulo estaa in


¡¡¡drax por ponerlo!!!